Ultimo capítulo de Obsidian desde el punto de vista de Daemon!!!

22/7/13

Ayer pedí permiso a JLA para traeros y traduciros (como mejor sepa) algunas de las escenas extras que JLA tiene en su página web. Una vez dado el visto bueno, os traigo una de esas escenas.

En este caso, se trata del último capítulo de Obsidian desde el punto de vista de Daemon. Recordar que en Obsidian ya tenemos material adicional desde el punto de vista de Daemon, pero este capítulo en concreto no aparece. Así que aquí os lo dejo.


"Me encantan los retos"

   Las Colonias son todas iguales.
   Humanos. Luxen. Arum. Hormigas.
   Nada más que una tonelada de locos por el Kool-Aid a los cuales no quiero a menos de cinco millas a la redonda, y no me acercaría a ellos, pero tienen algo que necesito - que Katy necesita.
   Realmente me va a deber una por esto.
  Imaginar modos en los que ella podría pagarme por esta visita, no tendría fin. Me desperecé en la sala de estar estéril. Toda de blanco - los sofás, la alfombra, las paredes y las almohadas. Era como si estuvieran en contra del color. Me daban ganas de derramar algo aposta.
   Cuando Ethan Smith volvió, llevaba una pequeña bolsa de piel en las manos. Me miró y sus oscuras cejas se arquearon sobre sus ojos de color violeta. "Sé que no eres el más paciente de nuestra raza, pero lleva su tiempo confeccionar una cosa de estas"
   Sí, casi tres días enteros de mi vida que no volveré a vivir. La mayor parte de ellos dedicados a buscar más Arum y un día entero buscando una pieza perfecta de Obsidiana, pero estaba ansioso por volver con Dee...y Kat. No me gustaba la idea de que ella estuviera brillando como una bola de discoteca con esteroides.
   Ethan no soltaba el bulto. Por supuesto que no, porque hubiera sido demasiado fácil en este punto. "¿Puedo preguntar para qué necesitas esto?"
   "¿Puedo contestar que no y tú dejaras esta conversación?"
Una pequeña y tirante sonrisa apareció en la cara del anciano Luxen "Tu arrogancia un día será tu perdición"
   Eso, entre otras cosas, sin mencionar nombres ni nada.
   La irritación destelló en el rostro de Ethan "No es que no aprecie todo lo que haces por la colonia, pero tu-"
   "Personalidad podría mejorar"  le corté, pensando en Kat "Lo pillo. Confía en mi"
   Ethan movió su cabeza hacia un lado. Su pelo estaba comenzando a ponerse gris en las sienes. "Eso espero. Sería una lástima para nuestra raza que algo malo te sucediera"
   Mi mirada se encontró con la suya "Estoy seguro de que lo sería"
   El otro Luxen fue el primero en romper el contacto visual "¿Tiene esto algo que ver con el show de luces del fin de semana?"
   "Sí. Maté a una pareja de Arum y perdieron algunas espadas en el proceso, por lo que quería algo para que Dee lo lleve encima en el caso de que algo pase" Me incliné hacia delante, con mis manos entre mis rodillas. "Es lo mismo que les he dicho a todos los Ancianos, Ethan"
   "Hmm, creo que eso me suena familiar" Me entregó la bolsa, y el peso de la obsidiana se me hizo familiar. Lo metí en mi bolsillo, preparado para salir pitando de allí. "Aunque, debería decir que nunca he visto tal despliegue de poder. Fue extraordinario.
   Una sensación de inquietud me recorrió la columna mientras estaba de pie "Bueno, soy condenadamente alucinante"
   "Sí, lo eres." Ethan se levantó con fluidez, tirando de su camiseta. "Estoy seguro de que el Departamento de Defensa se preguntará por ello"
   Me paré en la puerta, dándome la vuelta "¿Y si lo hacen?"
   "No les diremos nada al DOD si preguntan, como hacemos normalmente, pero si los traes a nuestras puertas con demasiada frecuencia, no tendrás que preocuparte únicamente de ellos" Sus ojos amatistas taladraron los míos "¿Entiendes lo que estoy diciendo?"
   La furia sustituyó a la ansiedad y le dije, con los dientes apretados "Sí, entiendo lo que estás diciendo"
   "¿Daemon?"
   Plantándole cara nuevamente, con mi mandíbula tan apretada que iba a necesitar ver al dentista "¿Si?"
   Ethan unió sus manos y sonrió "Una pregunta más"
   Iba a lanzarme por una ventana "Adelante"
   "¿Esta chica humana con la que tu hermana y tú os andáis juntando?" Dijo Ethan, y me tensé, pero no estaba sorprendido. Los Ancianos eran tan malos como la DOD, si no peores "¿Será un problema?" preguntó.
   "No" Pero tú si lo serás si vuelves a mencionar a `esta chica humana`. No dije eso en alto o en nuestro idioma, pero mi cara dejó el mensaje bien alto y claro.
   Ethan asintió y no volvió a detenerme.


  Transformándome en mi verdadera forma, me tomó unos segundos abandonar la colonia y llegar a la urbanización de casas. Sin saber si la madre de Kat estaría por ahí, volví a tomar mi forma humana antes de salir de entre los árboles.
   La cosa más extraña sucedió cuando entraba por nuestro camino. Una sensación cálida fluyó por mi cuello, seguido por una sensación de cosquilleo agradable entre mis hombros. Junto con aquella sensación extraña, otra aguijoneó. Me sentía ¿Completo? ¿Qué demonios?
   Creo que necesitaba una siestas.
   Tan pronto como llegué al porche, sabía que Kat estaba dentro. No podría explicar cómo lo sabía o por qué, pero lo sabía dentro de mi.
   Empujando la puerta de la sala de estar, pasé por el recibidor y mis ojos encontraron a Kat antes que a nadie. Estaba sentada en el sofá, las finas pestañas bajadas; escondiendo esos ojos grises y su pelo suelto, caía alrededor de su rostro, sobre sus hombros y su espalda.
  Me paré donde estaba, incapaz de moverme, demasiado rápido para que ella se diera cuenta. Verla, bueno, provocaba cosas sobre las que no había estado preparado para ahondar antes. Diablos, no sabía en qué punto me había preparado para ello.
   Probablemente pasó en algún momento entre el momento en el que pensé que estaba muerta y después no lo estaba.
   Me lancé al sofá, al lado de ella, observándola. Sabía que ella era consciente de mi presencia a un nivel intrínseco. El rubor rojizo de sus mejillas lo confirmaba.
  "¿Dónde has estado?" preguntó.
   El silencio cayó cuando Dee y Adam se dieron la vuelta hacia ella. Arqueé una ceja, luchando para contener la risa a medida que calor recorría sus mejillas y bajaba por su garganta. "Bueno hola, cariño, he estado fuera de fiesta y de putas. Ya sabes lo que me gusta desfasarme.
   Apretó sus labios. "Gilipollas"
   Mi hermana gruñó " Daemon, no seas imbécil.
   "Sí, mamá. He estado con otro grupo, buscando por todo el maldito estado para estar seguros de que no haya más Arum" Ofrecí una mejor explicación.
   Adam se inclinó hacia delante "No hay ninguno más, ¿verdad? Porque le hemos dicho a Katy que no tiene de qué preocuparse"
  Mi mirada se quedó fija en la suya brevemente "No hemos visto a ninguno"
  Dee se rió a carcajadas feliz y dio palmadas. Se dio la vuelta hacia Kat, sonriendo "¿Ves? No tienes nada de lo que preocuparte. Todo se ha terminado"
   Kat sonrió "Es un alivio"
  Informé a Adam de todo lo sucedido durante el viaje, dejando fuera la mayor parte de mi conversación con Ethan White, pero durante todo el rato mi atención estaba centrada en Kat. Super consciente de cada pequeño movimiento que hacía, cada músculo tenso y luego relajado, y cada respiración que hacía.
   "¿Katy? ¿Estás aquí?" Preguntó Dee.
   "Eso creo" Kat sonrió de nuevo, pero algo faltaba. Mis ojos se estrecharon.
   "¿Habéis estado volviéndola loca, chicos?" suspiré "¿Bombardeándola con un millón de preguntas?"
   "¡Nunca!" exclamó Dee. Luego se rió " Ok. Tal vez"
   "Me lo imaginaba" murmuré, estirando las piernas. Un segundo después, miré a Kat. Nuestras miradas se encontraron. La tensión llenó la habitación, y me pregunté qué estaría pasando detrás de aquellos ojos.
   Dee se aclaró la garganta con fuerza "Sigo hambrienta, Adam"
   Él se rió. "Eres peor que yo"
   "Verdad. Vamos al Smoke Hole. Creo que hoy tienen pastel de carne casero" Dee saltó, se puso de pie y me dio un beso en la mejilla. "Me alegro de que estés de vuelta. Te he echado de menos"
  La sonreí "Yo también te he echado de menos"
  Cuando la puerta se cerró tras Dee y Adam, Kat se dio la vuelta hacia mi "¿De verdad está todo bien?"
  Un extraño sentimiento me golpeó en aquél momento. Quería sostenerla, porque debía de estar muy preocupada para realizar aquella pregunta, y parecía la cosa correcta que hacer.
   Por supuesto que lo era. ¿Cuántas veces había sostenido a Ash cuando estaba preocupada? O, de un modo diferente, cuando Dee estaba preocupada?
    "En su mayor parte" Antes de saber lo que estaba haciendo, alcé una mano y mis dedos corrieron por su mejilla. Una sensación de shock pasó por las yemas de mis dedos, como energía estática, pero muy, muy diferente "Joder"
    "¿Qué?" Sus ojos se abrieron de golpe.
    Me senté y me moví, quedándome tan cerca de ella que nuestras piernas se tocaban, sin estar preparado para lo que suponía que había pasado entre nosotros cuando la curé "Tengo algo para ti"
    La confusión corrió por su rostro "¿Va a explotarme en la cara?
    Me reí mientras alcanzaba el bolsillo delantero de mis vaqueros, sacando el bolsito de piel. Se lo alargué, observando mientras ella tiraba con cuidado de la cuerda y daba la vuelta a la bolsa, como si tuviera miedo de que una granada fuera a salir de ella. Pero cuando vio el colgante con la obsidiana, sus pestañas se abrieron y estaba realmente sorprendida.
   Una presión surgió en mi pecho a la vez que sonreía. Un sentimiento diferente, como cuando estas a punto de subir a una montaña rusa. Nunca me había sentido así antes "Créelo o no, pero incluso una cosa tan pequeña puede atravesar la piel de un Arum y matarlo. Cuando se ponga caliente, sabrás que hay Arum cerca, incluso si no puedes verlos" Abrí el broche, sosteniendo los extremos "Me llevó mucho tiempo encontrar una pieza como esta ya que el cuchillo acabó hecho papilla. No quiero que te lo quites nunca, ¿vale? Por lo menos cuando... Bueno, llévala casi siempre"
  La cara de sorpresa no desapareció mientras ella se daba la vuelta y ponía su pelo fuera del camino. Tan pronto como el pequeño broche se cerró, se dio la vuelta para mirarme. Una expresión de seriedad sustituyó el shock. "Gracias. Por todo"
  "No ha sido para tanto. ¿Alguien ha preguntado por tu rastro?
  Movió su cabeza, negando. "Creo que se lo esperaban debido a la lucha"
  Asentí, satisfecho de que al menos hubiera una cosa menos de la que preocuparse por ahora "Joder, brillas como un cometa ahora mismo. Tenemos que librarnos de él o volveremos a estar como al principio.
  Kat me miró por un momento, sus ojos afilándose. ¿Y eso que quiere decir?
  "Ya sabes, nosotros...condenados a estar juntos hasta que el maldito rastro desaparezca" Joder, eso sonaba como una mierda.
  "Después de todo lo que he hecho, ¿estar los dos juntos es una condena para ti?"
   Oh, mierda.
  "¿Sabes qué? Que te jodan, tío. Gracias a mi, Baruck no encontró a tu hermana. Gracias a lo que hice, casi muero. Me curaste. Por ello tengo el rastro. Nada de eso es mi culpa"
  "¿Y es mía? ¿Debería haberte dejado morir? ¿Es lo que habrías querido?"
  "¡Esa es una pregunta estúpida! No me arrepiento de que me curases, pero no pienso seguir con este tira y afloja contigo nunca más"
  "Creo que protestas demasiado teniendo en cuenta que te gusto" sonreí, sabiendo que las garras estaban a punto de salir "Creo que tratas de convencerte de lo contrario"
  Kat tomó una inspiración profunda, haciendo que su pecho se elevara "Creo que sería mejor que te mantuvieras lejos de mi"
  "Me temo que no puedo"
  "Alguno de los otros Luxen pueden vigilarme o lo que sea" Protestó "No tienes que ser tú"
  Sí, eso no iba a pasar "Tú eres mi responsabilidad"
  "No soy nada tuyo"
  "Eres definitivamente algo mío"
  Parecía como si quisiera pegarme. De alguna manera, quería que lo intentara, y honestamente, no sé por qué me gusta liarla tanto con ella "Me repugnas"
  "No.  No lo hago"
  "Vale. Necesito quitarme este rastro de encima. Ahora"
  Una idea vino a mi mente "Podríamos enrollarnos otra vez. Ver qué pasará con este rastro. Parece que funcionó la última vez"
   Sus mejillas se sonrojaron otra vez y una luz llenó sus ojos "Sí, eso no va a pasar otra vez"
  "Sólo era una sugerencia"
  "Una que nunca...sucederá..."dijo"otra vez"
  "No actúes como si no te lo hubieras pasado tan bien como..."
  Kat me dio en el pecho...fuerte. Y no pude contenerme, Me reí, y ella hizo ese sonido tan mono de disgusto a la vez que se apartaba. Su pequeña mano se movió por mi pecho y me tomó todo lo que yo tenía no cogerla y hacer...bueno, otras cosas con ella.
   Arqueé una ceja "¿Me estás metiendo mano, gatita? Me gusta hacia donde nos lleva esto..."
   Sus labios se abrieron mientras mantenía la presión. Mi pulso se aceleró un poco mientras la observaba.
   La sangre desapareció de su cara "Nos late el corazón...a la vez. Oh, Dios mío, ¿cómo es posible?"
   "Oh, mierda" No era la manera en la que quería empezar esta conversación.
   Nuestras miradas se encontraron, y puse mi mano sobre la suya y la apreté. Sospecho que demasiado. Esto sólo lo confirmaba, pero todo lo que sabía sobre los de mi raza curando a los humanos era tan limiado, y todo lo que yo sabía no eran más que susurros y rumores.
   "No es tan malo" Dije "Quiero decir, estoy bastante seguro de que te he transformado en algo y esto que nos pasa con el corazón no hace mas que probar que estamos conectados " Sonreí "Podría ser peor"
   "¿Qué podría ser peor?" Su voz empezó a alzarse.
   "Que estemos juntos" me encogí de hombros "podría ser peor"
   "Espera un segundo. ¿Piensas que deberíamos estar juntos porque una extraña conexión alienígena nos ha conectado? Hace dos minutos te estabas quejando por estar conmigo..."
   "Ya...bueno, tampoco estaba quejándome" Sólo tuve un momento de mala elección de palabras "Sólo estaba diciendo que teníamos que estar juntos. Esto es diferente...yo te atraigo"
    Sus ojos se abrieron como los de un gato muy cabreado "Me reservo lo último que has dicho para más tarde, pero ¿me estás diciendo que quieres estar conmigo ahora porque te sientes...obligado?"
  Me quedé quieto "No diría que obligado exactamente, pero...me gustas" Kat no respondió inmediatamente, y me preparé "Oh no. Conozco esa miradita. ¿Qué estas pensando?"
   "Que es la declaración de atracción más penosa que he escuchado nunca" Dijo, levantándose "Es patético, Daemon. ¿Quieres estar conmigo por todo lo que ha pasado?"
     Puse mis ojos en blanco a la vez que me levantaba "Nos gustamos. Lo hacemos. Es una estupidez seguir negándolo"
     "Oh, ¿esto viene del tío que me dejó en el sofá sin camiseta?" Movió su cabeza, haciendo que varios mechones de cabello volaran "No nos gustamos"
      "Vale. Debería disculparme por aquello. Lo siento" Di un paso hacia delante "Nos atraíamos antes de que te curara. No puedes decirme que sea mentira porque siempre...me has atraído"
    Y entonces la verdad me golpeó con fuerza.
    Desde el primer instante en que la vi en mi porche, nuestra primera pelea, la primera vez que me llamó gilipollas y desde la primera vez que me di cuenta de lo fuerte y valiente que era, me he sentido atraído por ella. La he deseado.
    A lo mejor he protestado demasiado todo este tiempo.
    "Que yo te atraiga es una reacción igual de patética que la del rastro para decirme que quieres estar conmigo"
    "Oh, tú sabes que es más que eso" Hice una pausa, sobrecogido por el hecho de que hace un año me hubiera muerto de la risa si alguien me hubiera dicho que estaría donde estoy ahora mismo, diciendo lo que estaba diciendo "Sabía que ibas a traerme problemas desde el momento en que llamaste a mi puerta la primera vez"
    Kat rió secamente "Ya, pues pienso lo mismo, pero eso no es excusa para esa doble personalidad que tienes"
    "Bueno, esperaba que sirviera de excusa, aunque obviamente no lo hace" Dediqué una sonrisa torcida "Kat, sé que te atraigo. Sé que te gusta..."
      "Sentir atracción no es suficiente" Dijo
      "Nos llevamos bien"
      Me lanzó una mirada displicente.
      No pude evitar sonreír esa vez y lo intenté de nuevo "A veces"
      "No tenemos nada en común"
      "Tenemos mucho más en común de lo que tú te crees"
      "Lo que tú digas"
      Tomé un mechón de pelo y rodeé mi dedo con él "Sabes que lo deseas..."
     Dudó un momento antes de liberar su cabello "No sabes lo que quiero. No tienes ni idea. Quiero un chico que quiera estar conmigo porque realmente quiera estarlo. No porque se sienta obligado por algún tipo retorcido de sentimiento de responsabilidad"
      "Kat..."
     "¡No!" sus manos se cerraron en puños al mismo tiempo que inspiraba profundamente "No. Lo siento. Has pasado meses siendo un imbécil conmigo. No puedes decidir un día que me gustas y pensar que lo olvidaré. Quiero alguien que se preocupe por mí del mismo modo que lo hizo mi padre con mi madre. Y tú no eres esa persona"
      "¿Cómo puedes saberlo?"
    Me miró fijamente por un instante y luego se dirigió hacia la puerta como si se fuera a marchar. Esta conversación no había acabado. Me moví tan rápido que ella no me pudo ver y aparecí delante de la puerta principal.
      "Dios, ¡odio cuando haces eso!" exclamó Kat.
      La miré fijamente "No puedes seguir fingiendo que no quieres estar conmigo"
   Se me quedó mirando con aquella mirada furiosa que yo encontraba tremendamente sexy y, sí, la respetaba por ello, también. Pero entonces la mirada desapareció y sus labios se apretaron. La tristeza apareció en sus ojos "No estoy fingiendo"
   Y una mierda. Hubo un momento de duda antes de que dijera eso. Allí hubo algo más que ira o frustración. Tenía miedo y estaba triste. Lo entendía. Había sido un gilipollas con ella. No había nada excusa que la compensara por aquello, y como me di cuenta cuando la sostenía en mis brazos en aquél campo, no pude - no habría podido - dejarla ir "Estas mintiendo"
    "Daemon"
    Puse mis manos en sus caderas y la acerqué a mi. La calidez de su cuerpo fluyó sobre el mío y cerré los ojos brevemente, respirando profundamente un aire que sabía a Kat "Si yo quisiera estar con..." Mis manos se tensaron sobre sus caderas y ella se tambaleó un poco, hasta que nuestras piernas se rozaron otra vez, probando que sus palabras contradecían a lo que realmente deseaba. Agaché la cabeza y ella se estremeció "Si yo quisiera estar contigo, me lo pondrías difícil ¿verdad?"
    Kat levantó la cabeza "Tú no quieres estar conmigo"
    Oh, en aquello no estaba de acuerdo. Mis labios formaron una sonrisa "Creo que tal vez quiera"
    Un precioso rubor apareció en su cuello y quise seguirlo con mis labios "Pensar y tal vez no es lo mismo que saber"
    "No, no lo es, pero es algo" Era más que nada "¿O no?"
  Nuestras miradas volvieron a encontrarse y suspiré. Su tenacidad era algo admirable y me sentía increíblemente atraído, lo cual me hacía algo retorcido "Vas a hacer esto difícil"
    No dijo nada mientras se escapaba de mi y la dejé llegar a la puerta esta vez "¿Kat?"
    Se enfrentó a mi "¿Qué?"
    Sonreí y vi cómo sus ojos grises se iluminaban "¿Sabes que me encantan los retos?"
    Kat se rió suavemente y se dio la vuelta hacia la puerta, dedicándome el dedo corazón "Y a mi, Daemon. A mi también"
   Viéndola marchar, tengo que admitir que la veía igual de bien enfrentándome que por detrás cuando se alejaba de mi.
    Me encantaban los retos.





¡Bueno!Esta ha sido el último capítulo de Obsidian desde el punto de vista de Daemon. La traducción está realizada por mi aunque hay un par de frases (y prometo que sólo son un par de diálogos) que me he tomado la libertad de copiar del libro (alguna frase que se me resistía) así que espero que Plataforma Neo no se moleste porque haya recurrido a la traducción oficial, pero quería traeros una traducción lo más fiable posible. Perdonad si no es la mejor de las traducciones (yo no me dedico a traducir textos), pero espero que os guste y que hayáis disfrutado de la lectura de este capítulo desde los ojos verdes de Daemon...jijijijijiji
Intentaré traeros otra escena cuanto antes...no es que se me de mal el inglés, pero cuesta traducir un texto tan largo.


Saludos Luxen,

Isabella





Artículo escrito por Bella Carstairs. 
Traducción realizada por Bella Carstairs con alguna ayuda esporádica de la traducción oficial de Obsidian (Plataforma Neo) XD
Fuente: http://www.jenniferarmentrout.com/extras/

8 comentarios :

  1. Está perfecto!! :) Muchísimas gracias por traducirlo. Cada vez me gusta más Daemon <3 <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que lo hayas disfrutado!!!Sí, Daemon también me gusta cada vez más...y me trae loca!!! XDDDD

      Eliminar
  2. Hola!! La traducción es perfecta, muchas gracias por ponerlo!!!
    En el libro de Obsidian, cuantos capítulos desde el punto de vista de Daemon hay? Esque yo lo tengo en ebook y solo me sale uno.
    Muchas gracias!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!Me alegro de que te guste! En el libro de Obsidian hay tres capítulos desde el punto de vista de Daemon, aunque no todos son capítulos completos XD

      Eliminar
  3. Gracias por traducirlo! Aunque aún no lo he leído, quiero esperarme porque voy a volver a leer Obsidian, así lo leo cuando termine, jeje

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, la casilla de seguidores me sale todo el rato que no se puede mostrar. A alguien más le pasa? O es cosa de mi ordenador o conexión?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigues teniendo ese problema?Alguien más lo tiene?No sé qué puede estar pasando,pero intentaré averiguarlo!

      Eliminar