Mi reseña de...Stone Cold Touch!

30/11/14

Bueno, a continuación os dejo mi extensa reseña de Stone Cold Touch...

¡Que la disfrutéis!


Stone Cold Touch (The Dark Elements #2), de Jennifer L. Armentrout

DATOS DEL LIBRO:

Nº de páginas: 457págs.
Edición: tapa blanda
Editorial: HARLEQUIN TEEN
Lengua: INGLÉS
Precio: 7.96€

SINOPSIS:

Every touch has it’s price.

Layla Shaw is trying to pick up the pieces of her shattered life—no easy task for a seventeen-year-old who’s pretty sure things can’t get worse. Her impossibly gorgeous best friend, Zayne, is forever off-limits thanks to the mysterious powers of her soul-stealing kiss. The Warden clan that has always protected her is suddenly keeping dangerous secrets. And she can barely think about Roth, the wickedly hot demon prince who understood her in ways no one else could.

But sometimes rock bottom is only the beginning. Because suddenly Layla’s powers begin to evolve, and she’s offered a tantalizing taste of what has always been forbidden.  Then, when she least expects it, Roth returns, bringing news that could change her world forever. She’s finally getting what she always wanted, but with hell literally breaking loose and the body count adding up, the price may be higher than Layla is willing to pay…



CONTIENE SPOILERS DE LIBROS ANTERIORES

Todo toque tiene su precio...así cita la sinopsis de esta segunda parte de la saga The Dark Elements, de la autora Jennifer L. Armentrout (saga Lux, saga Covenant) que de momento sólo está en inglés (y, por ahora no tengo noticias de que vaya a traducirse al español) y esa simple frase guarda mucho sentido con respecto a la novela y a la historia que vivimos en ella.

Con Bitter Sweet Love, la novela corta y pre-cuela de la saga, conocimos en mundo increíble y fantástico que la autora nos presentaba: un mundo real, contemporáneo, pero donde las leyendas cobran vida. Los Wardens, una especie de gárgolas fuertes, poderosas y nada horrendas, sino todo lo contrario, nos protegen del crimen y de la maldad del mundo. El ser humano es, por fin, consciente de su existencia, aunque realmente desconoce el verdadero enemigo del que estos seres de fantasía nos protegen: los Demonios. De diferentes clases, rangos y poderes, los demonios campan a sus anchas en la Tierra, y sólo los Wardens nos protegen de ellos, evitando que el mundo se sumerja en la más profunda oscuridad. Y al final de esta novela, conocimos a los verdaderos protagonistas de la saga The Dark Elements.

En White Hot Kiss, el primer libro de esta trilogía, conocimos a Layla, una chica de 17 años mitad Warden, mitad Demonio, que ha vivido la mayor parte de su vida bajo el amparo de un fuerte y poderoso clan de Wardens. Junto con su mejor amigo y amor platónico por el que vive y suspira, Zayne, Layla intenta mantener una apariencia de normalidad en el instituto lleno de humanos al que acude a clase, mientras compagina sus deberes más mundanos con la única cosa que puede hacer para sentirse útil y luchar al lado de los que considera su familia: marcar demonios con su toque para que éstos sean avistados con mayor facilidad por los Wardens y puedan ser aniquilados. Layla, por su condición de híbrida entre estas dos razas enemistadas, ha vivido toda su existencia negando y repeliendo su parte demoníaca, inspirando temor entre aquellos con los que vive, excepto en Zayne, el único que confía en ella y la trata con normalidad, y tratando de encajar en un mundo, en el que sabe que nunca podrá encajar del todo. Su habilidad para absorber almas con el mero roce de sus labios, hace que Layla se sienta muy sola y apartada de todos. Pero cuando una tarde, su persecución de lo que parecía un demonio inofensivo se tuerce, la vida de Layla cambiará para siempre. La aparición de Roth, un demonio de las altas esferas el Infierno, ha llegado con una misión que la concierne, y mucho. Y, al lado de Roth, no sólo empezará a aceptar esa parte de sí misma que siempre ha repudiado, sino que empezará a despertar de su letargo a su poder, desentrañará los misterios y secretos de su historia y su pasado, y se enfrentará no sólo a demonios físicos de carne y hueso que pretenden acabar con ella, sino también a sus propios demonios personales. Pero Roth, el increíblemente sexy, atractivo, arrollador y listillo demonio, no sólo le enseñará los recovecos y posibilidades de su mundo y de sí misma, sino que la ayudará a despertar, a vivir la vida realmente, a emocionarse, sentir y...amar como sólo un demonio puede amar. El final de White Hot Kiss nos dejó desoladas, con el corazón en un puño y anhelantes de más...de más Roth, de más momentos entre Layla y Roth y de muchas más aventuras.

Stone Cold Touch es la esperada segunda entrega de esta saga que es sexy, atrevida, original, fresca, y única. He leído pocos libros de género YA (aunque éste roza en algunos casos más el género NA) tan buenos y únicos como ésta saga. En esta segunda entrega, Layla, Zayne y todo el clan de Wardens tendrán que hacer frente a las consecuencias de lo acontecido al final de White Hot Kiss. Con la inquietante compañía y conexión con Bambi, la demonio-serpiente gigante que era mascota de Roth, Layla tendrá que hacer frente a su dolor, a su soledad y a sus sentimientos, mientras cosas extrañas y preocupantes empiezan a suceder a su alrededor y dentro de ella misma. Desde aquella terrible noche en el antiguo gimnasio de su instituto, donde Layla se encaró a su destino y estuvo a punto de perder la vida y dar lugar al caos en la Tierra, nada es igual que antes, y ella siente que están cambiando cosas en su interior y en sus poderes. Su despertar como Warden se vio acompañado por su despertar como Demonio, y Layla empieza a ver la potencialidad de sus nuevos dones. Y, mientras hace frente a sus nuevas capacidades y a los sucesos inquietantes que se avecinan y que presiente, Zayne, de quien siempre ha estado encaprichada, enamorada, pero con el que nunca ha tenido una posibilidad por sus dones potencialmente mortales, empieza a acercarse a ella, como algo más que su amigo y protector, y empieza a mostrarle la profundidad de sus sentimientos hacia ella, decidido a tener algo más que una simple amistad. 

Roth, el demonio que nos volvió locas y nos dejó con el corazón sangrando y encogido de pena por el sacrificio que hizo por Layla, vuelve de los Infiernos con terribles noticias: existe la posibilidad de que haya sido creado un hijo de Lilith, un Lilin, un demonio que puede arrebatar las almas de los seres humanos con el mero roce de su mano, que tiene la potencialidad de destruir ciudades enteras y provocar la destrucción de la Tierra; y es probable que éste esté empezando a crear el caos en su ciudad. Por ello, es de vital importancia encontrarlo y destruirlo, antes de que él arrase con los humanos de la ciudad y provoque la destrucción del mundo, tanto para los humanos, como para los demonios. 

En este mundo confuso, peligroso y turbulento, Roth no sólo ha vuelto con una nueva misión, sino  que vuelve cambiado, y aparta a Layla de su lado, lanzándola a los brazos del inquebrantable y seguro Zayne, al que siempre ha querido pero no ha podido amar. Dolida, confusa, llena de miedos e inseguridades, Layla se abandona a la seguridad que le da Zayne y se permite empezar experimentar lo que lleva años sintiendo, explorando las posibilidades que se abren ante ellos. Layla y Zayne se descubren, y empiezan a experimentar ese algo más que ambos llevaban tiempo anhelando. Y mientras su relación se vuelve más seria e intensa, los extraños sucesos no dejan de llamar a su puerta y reclamar su atención. Posesiones, seres desagradables, más misterios sin resolver, experiencias únicas...Layla tendrá que hacer frente a este mundo que se encuentra al borde del caos, mientras intenta organizar y comprender lo que siente por Zayne, aceptar que puede tenerlo como siempre quiso, mientras intenta organizar y comprender también lo que sigue sintiendo por Roth, quien, a pesar de sus duras palabras y su extraño comportamiento, no se ha ido de su lado, y aún está luchando por ella, descubriendo para ella un mundo increíble y su lado más salvaje y ardiente. 

En Stone Cold Touch somos testigos del renacer y crecimiento de Layla, como Warden y Demonio, pero también como mujer. Ya no es la niña introvertida, tímida y sin decisión que conocimos en White Hot Kiss. Es una mujer que lucha, busca, persigue y vive, por fin, su vida y su destino. Ya no tiene miedo, y lucha por proteger a los que ama y el mundo en el que vive, con todas sus consecuencias. Su vida emocional es un verdadero torbellino, inmersa en ese triángulo amoroso que la trae de cabeza. Pero es que, a pesar de que lo que siente por Zayne es puro y hermoso, y parece que tienen una posibilidad de estar juntos, Layla no puede olvidar a Roth, lo que siente y lo que él la hace sentir, esa pasión arrolladora y decadente, esa excitación por todo, la fuerza que parece surgir entre ambos cuando están cerca. Sin duda, Layla no lo tiene fácil, aunque Roth se lo ha puesto en bandeja. Pero nada es lo que parece en este mundo oscuro y peligroso. Juntos, demonios y wardens trabajarán en una débil tregua para encontrar al Lilin y aniquilarlo, y Layla saboreará el verdadero poder que esconde bajo su propia piel, con todas las terribles consecuencias que ello pueda acarrear.

Lleno de acción, misterio, fantasía, suspense y el amor más excitante, ardiente y decadente, Stone Cold Touch atrapa en cada página, nos descubre más a nuestros personajes, nos sumerge en una trama que engancha y no aburre, atrae y te pega a cada momento. Con ese estilo tan único de la autora, ágil, con ritmo, lleno de diálogos inteligentes, mordaces, escenas sexys, ardientes, peligrosas, dramáticas, dulces y también de infarto, nos vemos inmersos en un mundo oscuro, fantástico, peligroso, real y excitante, con unos personajes que evolucionan, cambian, se descubren y te hacen volar. Sin duda una segunda parte a la altura de una saga increíble. ¿Y el final? Bueno, pues el final de Stone Cold Touch no sólo es de infarto, es doloroso a más no poder, es increíble, es iluminador y es terrorífico por las posibilidades que acarrea. Un final que te deja sobrecogida y con la boca abierta. 

¿Punto negativo? He echado de menos muchos más momentos Layla-Roth. Realmente Roth es mi debilidad, aquél con quien quiero que realmente acabe, pero también entiendo que Stone Cold Touch era el libro para Zayne, para que le conociéramos y nos enamorásemos de él igual que Layla, para que viéramos una parte de él y una parte de Layla que hasta entonces no habíamos podido ver y así pudiéramos valorar (y votar, como en la encuesta que nos dejó la autora para que decidiésemos con quién acabará Layla) las distintas posibilidades y las diferentes parejas. Después de haber leído Stone Cold Touch, aunque me encanta Zayne y le quiero en cierta manera, no tiene ese "algo" que me atrae ni esa personalidad que me vuelve loca que sí que tiene Roth. Así que me declaro firmemente...¡#TEAMROTH!
"I know you cared about him" Zayne said, threading his fingers through mine "But don't forget about me. I'me here for you. I always will be"
My breath caught around a sob.
He lowered his head and, after a second, his lips brushed my cheek. Only Zayne, who knew what I could do to anyone with a soul, would dare to get that close. "Okay?"
"Okay" I whispered, closing my eyes against the familiar burn "I won't"

Mi puntuación:

3 comentarios :

  1. Juro que he llorado...LLORADO PORQUE NO QUIERO QUE LAYLA SE QUEDE CON ZAYNE!!! Por dios que no pase por dios que no pase POR DIOS QUE NO PASEEEEE! D''': ( juro que tengo una lagrima ehh LO JURO POR ROTH SKDJJD ♥)
    ESPERARE A QUE SE TRADUZCA PRONTO EN ESPAÑOL

    ResponderEliminar
  2. #TeamRoth ♡♡♡♡♡ ¡No quiero que Layla se quede con Zayne!!!!

    ResponderEliminar
  3. #TeamRoth ♡♡♡♡♡ ¡No quiero que Layla se quede con Zayne!!!!

    ResponderEliminar