Escena de Acción de Gracias desde el punto de vista de Daemon traducida!

30/11/14

Como bien sabéis, recientemente ha sido Acción de Gracias, y para agradecernos el apoyo a los fans, Jennifer L. Armentrout nos ha dejado ¡la escena de Acción de Gracias que transcurre en Onyx desde el punto de vista de Daemon!
Yo os la dejo traducida, para vuestro disfrute!


BONITOS PANTALONES

Ignoré el gesto que Dee me dedicó mientras recogía los últimos adornos de Navidad que había cogido imaginando que no me asesinaría mientras dormía por ello. Tenía una sonrisa sabihonda. Por supuesto que lo sabía. Y por eso estaba haciendo como si ella no existiera.

Corriendo hacia la cocina, cogí las cubiertas de los platos y volví a la caja que había en la puerta.

“Eres muy amable” dijo Dee.

“Cierra el pico”

Se rió mientras yo abría la puerta y salía fuera. Utilicé la Fuente para mover la caja. Flotó detrás de mí como un cachorrito. Mientras cruzaba el jardín y llegaba al porche principal, sabía que me la estaba jugando, porque en esos días no sabía con qué versión de Kat me iba a encontrar, pero no podía soportar la idea de que ella estuviera pasando Acción de Gracias sola.

Le gustara o no, ella iba a seguir con sus tradiciones.

Mientras llamaba a la puerta, sentí el familiar cosquilleo en la parte posterior de mi cuello y sonreí. Unos segundos más tarde, la puerta se abrió.

Kat tenía los labios abiertos y, demonios, eso me hizo querer besarla. Pero siempre quería besarla, así que no era diferente que cualquier otro día.

“Hey” levanté la pila llena de platos cubiertos “Feliz Acción de Gracias."

Ella parpadeó “Feliz Acción de Gracias."

“¿Me vas a invitar a pasar?” Moví los platos “He venido a ofrecerte regalos en forma de comida”

Por un momento, ella no se movió y después se hizo a un lado. Pasé dentro, vigilando la caja que llevaba tras de mí. Aterrizó en el recibidor con un sonido metálico, y Kat simplemente permaneció allí, mirándome como si hubiera entrado en su casa con el culo al aire.

“He traído de todo un poco” Fui a la cocina “Hay pavo, boniatos, salsa de arándanos, puré de patata, guiso de judías verdes y algo como crujiente de manzana y calabaza -- ¿Gatita? ¿Vienes?”

En silencio, me siguió mientras yo cogía dos candelabros y unas velas que parecían como si nunca las hubieran usado. Con un movimiento de mi mano, las mechas prendieron. Ella estaba tan quieta mientras yo preparaba la cena, y no sabía qué hacer al respecto.

“Y después de cenar, tengo otra sorpresa para ti” la avisé.

“¿La tienes?” murmuró.

Asentí con la cabeza “Pero primero tienes que cenar conmigo”

Despacio, se dirigió a la mesa y se sentó, aclarándose la garganta “Daemon, yo…yo no sé qué decir, pero gracias”

Incómodo con el agradecimiento, me encogí de hombros “No hace falta que me des las gracias. No querías venir, lo cual entiendo, pero no deberías estar sola”

Bajó la mirada, y me quedé colgado mirando estas maravillosamente espesas pestañas. Entonces ella se estiró para alcanzar el vaso de vino que había llenado, bebiendo el líquido de un solo trago.

Demonios.

“deliciosa” murmuré.

Sus preciosos labios se elevaron en las comisuras “Tal vez – por hoy” me dio con la rodilla por debajo de la mesa. “Come antes de que se enfríe” la comida estaba deliciosa.

Dee era una excelente cocinera, de lo que estaba realmente contento en aquél momento, porque observando a Kat atacando la comida con tanto gusto y placer realmente hizo que mi mente viajara a lugares que no tenían nada que ver con el pavo asado o los rollos de mantequilla, pero tenían todo que ver con…bueno, con Kat.

El segundo vaso de vino encendió sus mejillas y las cosas fueron agradables mientras limpiábamos todo juntos después de cenar. No. Mucho más que agradable. Familiar. Como si hubiéramos hecho eso todas las noches, lo cual era extraño, porque tenía la suerte de limpiar mis propios platos en casa, pero esto…sí, era bueno.

Me siguió hasta el recibidor, sus ojos brillantes mientras yo movía la enorme caja hacia la sala de estar. Kat se sentó en el sofá, uniendo sus manos mientras me observaba con una expresión curiosa. Preciosa. Era tan absolutamente preciosa. No tenía ni idea.

Respirando profundamente, abrí la caja y saqué la primera rama verde. La provoqué con ella “Creo que tenemos un árbol de Navidad que poner. Sé que no es durante el desfile, pero creo que está el especial de Acción de Gracias de Charlie Brown y, bueno, eso no es del todo malo”

Sus labios volvieron a abrirse, pero esta vez no sólo me miró a mí. En sus ojos apareció de repente una cortina brillante. Kat saltó del sofá y corrió por la habitación.

Observé la entrada mientras dejaba caer la rama. Moviéndome más rápido de lo que ella podía seguir, llegué al pasillo, apareciendo enfrente de ella, bloqueando la escalera. Ella se echó hacia atrás e intentó darse la vuelta, pero la cogí de los brazos “No he hecho esto para hacerte llorar, Kat”

“Lo sé” se sorbió la nariz “Es sólo…”

Joder. Esto no estaba yendo como lo tenía planeado. Quería que estuviera feliz, que sonriera. Quería que viera que, incluso sin su padre, ella aún podía mantener la tradición.

“¿Es sólo que qué?” la cogí de las mejillas, secando sus lágrimas con los pulgares “¿Gatita?”

Sus hombros subieron y bajaron “No sé si sabes cuánto…significa todo esto para mí” Más lágrimas corrieron por sus mejillas “No lo he hecho desde – desde que papá estaba vivo. Siento llorar, porque realmente no estoy triste. Simplemente no me lo esperaba”

Maldita sea.

Aquellas palabras me golpearon en el pecho como si me hubieran dado un puñetazo.

Tal vez en el fondo de mi cabeza yo sabía cuánto podía significar esto para ella, pero estaba preparado. Acercándola a mí, la rodeé con mis brazos y cerré los ojos cuando ella posó su rostro sobre mi pecho “Está bien. Lo entiendo. Son lágrimas buenas y todo eso”

Kat no respondió, pero ella también me sostuvo, y en ese momento, sentí el cambio en ella. Sus músculos se relajaron como si hubiera estado conteniéndose todo este tiempo. Me deleité en ese momento, disfrutándolo como si estuviera sintiendo el calor del sol después de un invierno helado.

Entonces se movió.

Alzándose, me tomó de las mejillas y empezó a guiar mi cabeza hacia abajo. Mi corazón se detuvo cuando me besó. Fue breve y acabó antes de lo que yo hubiera querido, pero me golpeó con fuerza. Tío, me atravesó.

“Gracias” dijo, su voz ronca “Lo digo de verdad. Gracias”

Me tomó cada pizca de control que tenía no volver a poner su boca sobre la mía, pero de alguna manera lo conseguí. Le sequé el resto de las lágrimas “No dejes que nadie descubra mi lado tierno. Tengo una reputación que mantener”

Kat se rió “Vale, vamos a hacer esto”

Colocar los adornos de Navidad con Kat fue algo que nunca habría esperado. Estaba alegre, encantadora mientras tocaba cada bola y cada tira de luces. A veces reía. Otras veces miraba hacia un lado rápido, pensando que yo no me daría cuenta de que sus ojos estaban brillantes y desenfocados. No dije nada, no queriendo abrumarla, y ella siempre se recuperaba rápido.

Cuando cogió una bola verde brillante, me miró a mí, volvió a mirar la bola, y sonrió de una forma que me hizo querer saber qué estaba pasando por su mente. Cuando acabamos con el árbol, estaba cansado, pero la noche había valido la pena. Ella miró el resultado final  con la más grande y hermosa de las sonrisas que yo había visto jamás.

“Me encanta” dijo.

El árbol estaba torcido, pero si a ella le encantaba, yo me daba por satisfecho. “Sí, está bastante bien. Dee puso el árbol esta mañana. Ella lo tiene que poner todo del mismo color, pero creo que nuestro árbol es mejor. Es como una bola de discoteca”

Su sonrisa se hizo incluso más grande.

Le di en el hombro con el mío “Sabes, me lo he pasado bien”

“Yo también”

Bajé la mirada “Es tarde”

“Lo sé” hizo una pausa, su expresión tensa “¿Quieres quedarte?”

¿Estaba alucinando o de verdad me había preguntado eso?

“No me refiero a eso” añadió inmediatamente.

“No es que me fuera a quejar si lo hacías” bajé la mirada “Nada en absoluto”

Puso los ojos en blanco, pero su cara mostraba un adorable tono rojizo, y mi pulso…mi pulso estaba fuera de control. Aparentemente estaba calmado, pero mi mente corría con velocidad.

“Voy a cambiarme” dijo ella.

“¿Necesitas ayuda?”


“Wow. Qué caballeroso eres, Daemon”

Sonreí, incapaz de aguantarme “Bueno, la experiencia sería mutuamente beneficiosa. Lo prometo”

Su sonrojo se hizo más intenso “Quédate ahí”.

Me quedé en el lugar por un minuto completo, si llegaba. Sabía que debería haberme quedado donde estaba, pero siempre he tenido problemas con el control de impulsos. Realmente, sólo tenía problemas con el control de impulsos cuando tenía que ver con Kat.

Subiendo en silencio las escaleras, fui directamente a su habitación. La podía escuchar moviéndose en el baño mientras vagaba hacia la ventana. Cuando ella salió, se quedó de piedra, e inmediatamente cuestioné lo inteligente que había sido mi decisión de subir aquí, porque realmente me gustaba cuán fina era su camiseta.

Y realmente me encantaban esos alucinantes y pequeños shorts.

“Me aburría”

Sacudió la cabeza “No he tardado ni cinco minutos”

“Tengo problemas de atención a corto plazo” Bajé la mirada “bonitos pantalones”

Sus labios formaron una pequeña sonrisa “¿Qué haces aquí arriba?”

Buena pregunta. Supongo que ser masoquista no era la respuesta adecuada “Dijiste que me podría quedar” miré la cama “Supuse que no te referías a quedarme en el sofá.”

La incertidumbre bailó en su rostro mientras su mirada seguía la mía. No quería eso. No quería que ella cambiara de idea y me echara. No esta noche.

Nunca.

Caminando hacia ella despacio, me paré enfrente de ella “No voy a morder”

“Eso es bueno”

“A no ser que quieras que lo haga”

“Genial” murmuró, caminando a mi alrededor.

Como ella aún no me había dicho que sacara mi culo de allí, lo tomé como una invitación. Me quité los zapatos y después mi camiseta, yendo a por mis pantalones antes de que ella cambiase de idea.“Qué…qué estás haciendo” preguntó, tartamudeando.

Me miré y después la miré a ella “Preparándome para ir a la cama”

“¡Pero te estás desnudando!”

Alcé una ceja “Tengo puestos los calzoncillos. ¿Qué? ¿Esperas que duerma con los vaqueros?”

“Lo hiciste la última vez”

Solté una carcajada “Realmente, llevaba unos pantalones de pijama puestos”

Kat abrió la boca como si fuera a decir algo y después cambió de idea. Dándose la vuelta, fue a coger un libro que había sobre su mesa. La miré durante un momento y me decidí. Me subí a la cama, poniendo mis brazos detrás de la cabeza para así no acabar tomándola en brazos en el mismo momento en que decidió meter su culito en la cama.

Finalmente, como diez años después, se dio la vuelta y susurró “Esto  ha sido una mala idea”

“Probablemente haya sido la idea más inteligente que hayas tenido nunca”

Sus manos se movieron sobre sus caderas, captando mi atención “Te va a costar mucho más que una cena de Acción de Gracias y un árbol de Navidad el echar un polvo”

A veces me preguntaba qué demonios pensaba de mí “Maldita sea. Ahí va mi plan”

Sus ojos se estrecharon y finalmente se movió. Pisando fuerte – sí, pisando con fuerza – al otro lado de la cama, apartó las sábanas y se lanzó a la cama.

Sonreí.

“¿Puedes apagar la luz?” preguntó.

Sin moverme, la apagué. La oscuridad nos rodeó.

“Esa es una habilidad útil” murmuró.

“Lo es”

“Tal vez algún día pueda ser tan perezosa como tú y apagar las luces sin moverme”

“Es algo a lo que aspirar”

“Dios, eres tan modesto” dijo, y pude oír su sonrisa en su voz.

“La modestia es para santos y perdedores. Y yo no lo soy”

“Wow, Daemon. Sólo wow”

Poniéndome de lado, mirándola, simplemente la observé por un momento “No puedo creer que no me hayas echado todavía”

“Lo mismo digo” murmuró.

Me acerqué a ella, parándome cuando mis piernas rozaron las suyas. El contacto piel con piel era difícil de ignorar, pero necesitaba decir algo “No era mi intención hacerte llorar antes”

Se dio la vuelta, boca arriba, y me miró mientras yo me alzaba y me apoyaba en un codo “Lo sé” dijo “Todo lo que has hecho, ha sido alucinante”

“No me gustaba la idea de que estuvieras sola” admití.

Kat respiró bruscamente, y su mirada encontró la mía. No podía apartarla. Sólo ella tenía ese poder sobre mí. ¿Cómo demonios no era capaz de verlo?

Alcé la mano, cogiendo un mechón de su cabello y apartándolo. Una carga de electricidad corrió por mi mano. Su mirada bajó hasta mi boca y supe – maldita sea, supe que ella se sentía igual que yo.

“Deberíamos dormir” dijo, con una voz suave y ronca.

“Deberíamos” le rocé la mejilla.

Ella no apartó a mirada mientras alzaba la mano y rozaba con sus dedos mis labios. El toque envió una ola de deseo por todo mi cuerpo. Puse mi mano más cerca, dejándola más espacio para jugar mientras yo deslizaba la mano por su cuello. Su corazón empezó a latir rápido, al mismo ritmo que el mío. Bajé la cabeza, depositando un suave beso en su nariz.

Y entonces la besé.

Me tomé mi tiempo. Fue lento y profundo. Me quemó por dentro y yo quería más, mucho más. La deseaba. La deseaba a ella en cualquiera de las maneras en que pudiera tenerla.

Pero ella no era mía.

Tirando de las riendas, reuní todo el autocontrol que tenía, levanté la cabeza y me puse de espaldas. Mantuve mi brazo a su alrededor “Buenas noches, gatita.”

Ella suspiró audiblemente “¿Eso es todo?”

Maldita sea. Me reí “Eso es todo…por ahora”

Su corazón aún no se había calmado. Ni el mío. Después de unos instantes, ella suspiró de nuevo y se aceró más, apretándome en silencio, hasta que pasé un brazo por debajo de su cabeza y ella posó su mejilla allí. Volví la cabeza hacia ella. Nuestros ojos se encontraron. Su aroma me rodeaba, y aunque cerré los ojos, sabía que no podría dormir en mucho, mucho tiempo.

Y aunque sabía que ella no era mía en aquél momento, también sabía que lo sería algún día.


¿Alguien siente calor por aquí?

¿Quién no se ha vuelto a enamorar de Daemon?

♥♥♥

¡¡¡Ahhhhh...Daemon!!! 

¡Feliz Acción de Gracias, Luxen!

(aunque en España no se celebre y ya hayan pasado varios días...jejeje)

PD: Si queréis leer la escena original en inglés, os la dejo AQUI

7 comentarios :

  1. Me encantan las escenas entre estos dos ^_^

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es imposible no adorar a Daemon :) Estas escenas son geniales ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encantaaaa <3 <3
    Son tan afafagafahsgsgs #_#
    Gracias por la traduccion. Besoos

    ResponderEliminar
  4. Aiii si es que Daemon es un amor!! *-*
    Me he vuelto a enamorar 10000000000 de veces <3
    Besos! ^ ^

    ResponderEliminar
  5. ASFFGHJKL graciias por la traducción *-----*

    ResponderEliminar
  6. gracias por traducir... definitivamente me enamora una vez mas ;D

    ResponderEliminar
  7. Entran muchas, MUCHAS ganas de comerse a besos a Daemon <3.

    Ha sido bonito leer esta escena bajo el punto de vista de Daemon, y que añoranza me ha entrado, ¡hace un año que leí este libro! Habrá que releer :D

    Muchas gracias por traducirlo guapa :).

    ResponderEliminar