Mi reseña de...Every Last Breath

1/10/15

Every Last Breath (The Dark Elements #3), de Jennifer L. Armentrout

Nº de páginas: 400
Edición: kindle
Editorial: HARLEQUIN TEEN
Lengua: INGLÉS
Precio: 5.39€
SINOPSIS:

Some loves will last ’til your dying breath

Every choice has consequences—but seventeen-year-old Layla faces tougher choices than most. Light or darkness. Wickedly sexy demon prince Roth, or Zayne, the gorgeous, protective Warden she never thought could be hers. Hardest of all, Layla has to decide which side of herself to trust.

Layla has a new problem, too. A Lilin—the deadliest of demons—has been unleashed, wreaking havoc on those around her…including her best friend. To keep Sam from a fate much, much worse than death, Layla must strike a deal with the enemy while saving her city—and her race—from destruction.

Torn between two worlds and two different boys, Layla has no certainties, least of all survival, especially when an old bargain comes back to haunt them all. But sometimes, when secrets are everywhere and the truth seems unknowable, you have to listen to your heart, pick a side—and then fight like hell…
The Dark Elements es la trilogía young-adult paranormal, que Jennifer L. Armentrout ha finalizado con este libro, Every Last Breath. Los títulos que componen esta saga son: Bitter Sweet Love (precuela e historia cortita), White Hot Kiss, Stone Cold Touch y, finalmente, Every Last Breath. 
Esta saga, que nos trae un mundo real en el que conviven gárgolas (la raza de los Wardens) y demonios, es todo un gustazo para el paladar de cualquier lector amante del género paranormal. Y aún hay más, tendremos la suerte de gozar del primer título de la saga, White Hot Kiss, en español el año que viene gracias a la editorial Plataforma Neo (editorial que nos ha traído la saga Lux al completo)

Every Last Breath pone el punto final a una trilogía oscura, cargada de peligros, tensiones, misterios, descubrimientos y de un muy cercano apocalipsis. Pero voy a intentar ponerme en situación...

Un Lilin anda suelto por la Tierra. Un Lilin es uno de los peores demonios que existen y sólo uno de ellos puede llevar al mundo al borde del Juicio Final. Con este terrible peligro campando a sus anchas por Washington, Layla, Roth y Zayne, junto con el resto de los Wardens y algunos Demonios, tendrán que trabajar codo con codo para acabar con esta amenaza, si no quieren que los Alphas aparezcan y arrasen con el mundo entero. 
Así pues, al borde de la destrucción y con un gran peso a sus espaldas, Layla tendrá que, no sólo hacer frente a este enorme problema que tienen entre manos, sino enfrentarse a sus propios misterios y demonios personales, descubrir quién es en realidad y hacer frente a su destino. Pero, sobre todo, deberá tomar decisiones muy, muy difíciles. El fin del mundo se acerca a pasos agigantados, pero Layla también deberá decidir a quién entregar su corazón totalmente: ¿al príncipe demonio que apareció en su vida poniéndola patas arriba y le mostró las ventajas de ser demonio y que le robó la razón y el corazón o al warden que siempre estuvo ahí para ella y al que siempre ha amado? Una elección difícil y que, claro está, acarreará muchas consecuencias, entre ellas un cambio total en el modo de relacionarse con aquél que al final no eligió. Layla sufrirá...y mucho. Este triángulo amoroso tenía fecha de caducidad y ha llegado el momento de crecer y tomar una decisión.


"When is there ever a right time to fully give your heart to another? There are always going to be obstacles. You just have to decide which ones are worth it."

Así pues, Every Last Breath es un libro cargado de elecciones valientes y dolorosas, de misterios que se descubren y otros que se abren ante nuestros protagonistas. Y Layla hará lo que sea para salvar a sus seres queridos, incluso ir al Infierno si es necesario. Roth y Zayne estarán ahí para ayudarla pero, al final, quien llevará la carga de toda la responsabilidad será ella.

...'s mouth was on mine, and it was a raw kiss, one that brooked no room for denial. Not that I could ever want to deny him. The kiss was almost too powerful, too primitive. It ripped open the ball of dread that rested low in my belly, because it was the kind of kiss wrought from the fear of losing someone, and that made our situation all the more real.

It made what I had done all the more painful.

I kissed kim back, just as hungrily and just as demanding. He gave. I took. And as we clutched at each other, I knew that there was more love in his words than there had been anger.

El último libro nos ha cerrado bien la historia de Layla, Zayne y Roth y todo el misterio que encerraba la procedencia de Layla, junto con los terribles acontecimientos que se han venido sucediendo a lo largo de los libros. A pesar de que se me ha hecho muy corto y en algunas partes muy importantes es demasiado light, el libro es y ha sido una auténtica maravilla. Lleno de tensión, drama, acción y también con su huequito para el amor y la esperanza dentro de tanto dolor y peligros.

I was bare from the waist up, and while this wasn't the firs time he'd seen so much of me, a nest of cannibalistic butterflies started flapping their wing in my belly. My experience in these situations was limited, but the stark hunger in his fiery gaze was evident and I knew in the very core of my being that he was thrilled with what he saw.
And he proved it with his words.
"Beautiful" he said, voice thick as he lightly trailed his fingers across my belly. I jerked, and then bit down on my lip. "You are so beautiful, Layla. And if I could pick one thing I could stare at for the rest of eternity, it would be you."

Jennifer L. Armentrout ha puesto el broche final a esta original e increíble trilogía que nos ha atrapado con unos personajes principales fuertes y con gran personalidad y una trama al más puro estilo Supernatural. El cambio de Layla a lo largo de los tres libros es notable y muy positivo y ¿qué deciros de Roth y Zayne? son un amor. Aunque mi corazón siempre fue desde el principio de Roth, Zayne también enamora. Pero el príncipe demonio me volvió totalmente loca.

En líneas generales, ha sido un más que aceptable cierre para esta trilogía paranormal tan especial, con sus altibajos y algunos puntos flojos en momentos determinantes, pero JLA sabe compensar estos puntos con otros momentos sorprendentes e increíbles. Los personajes llevan toda la carga de la novela, y lo hacen bien, la trama tiene sentido y buen ritmo, y no faltan los diálogos mordaces e inteligentes que tanto nos gustan, y tenemos momentos dulces, dramáticos, tensos, sorprendentes y ardientes - de esos que te dejan sin respiración - como para parar un tren.
Tal vez no sea una novela de diez, pero yo le doy las 5 estrellas porque creo que de verdad se las merece.

Mi puntuación:

1 comentario :