2ª parada del Opposition Blog Tour + Adelantos traducidos!

16/7/14


Hoy es la 2ª parada de éste Blog Tour de Opposition...

Y en esta ocasión, la parada es en


¡¡¡Donde podéis leer el segundo adelanto de Opposition!!!

Os dejo, asimismo, las traducciones del primer adelanto y del adelanto de hoy, para vuestro gusto y disfrute :)

AVISO:
CONTIENE SPOILERS DE ORIGIN


(Katy)

Seguía observando a Daemon, completamente consciente de que todo el mundo menos él me estaban mirando. De cerca. Pero, ¿por qué no me miraba él? Un pánico afilado me arañó por dentro. No. Esto no podía estar pasando. De ninguna manera. Mi cuerpo empezó a moverse antes de que supiera qué estaba haciendo.

Por el rabillo del ojo, vi a Dee sacudir la cabeza y a uno de los hombres Luxen dar un paso hacia delante, pero estaba impulsada por una necesidad inherente de probar que mis peores miedos no se estaban haciendo realidad.

Después de todo, él me había sanado, pero entonces pensé en lo que Dee había dicho, en cómo De ese había comportado conmigo. ¿Qué pasaba si Daemon era como ella? ¿Si se había convertido en algo extranjero y frío? Él me habría sanado sólo para asegurarse de que él estaría bien.

No me paré. Por favor, pensaba una y otra vez. Por favor. Por favor. Por favor. Con las piernas temblando, crucé la habitación, y aunque Daemon parecía no haberse percatado de mi presencia, caminé directa hacia él, mis manos temblando cuando las puse sobre su pecho.

“¿Daemon?” susurré, la voz espesa.

Su cabeza giró y de pronto me estaba mirando. Nuestras miradas se encontraron una vez más y por un instante vi algo crudo, tan doloroso en esos hermosos ojos. Y entonces sus largas manos se cerraron entorno a la parte superior de mis brazos. El contacto me quemó a través de la camiseta que llevaba puesta, marcándome la piel, y pensé – esperé – que me iba a empujar contra él, que me abrazaría y aunque nada estuviera bien, estaría mejor.

Las manos de Daemon se tensaron alrededor de mis brazos, y aspiré una bocanada de aire vacilante.Sus ojos llamearon verdes e intensos mientras me apartaba de él, poniéndome a un buen paso de distancia.Le miré, algo en lo más profundo de mi pecho rompiéndose “¿Daemon?”

No dijo nada mientras iba apartando  un dedo tras otro, parecía, y sus manos se separaban de mis brazos. Dio un paso atrás, volviendo su atención al hombre que había tras la mesa.

“Tan…extraño” murmuró la pelirroja, sonriendo con superioridad.

Me quedé clavada en el lugar donde estaba, la punzada del rechazo ardiendo a través de mi piel, haciendo trizas mi interior como si no fuera más que papel-maché.

“Creo que alguien esperaba algo más de este encuentro” Dijo el Luxen de detrás de la mesa, su voz sonaba divertida “¿Qué piensas, Daemon?”

Alzó un hombro de forma indolente “No pienso nada”

Abrí la boca, pero no tenía palabras. Su voz, su tono, no era como el de su hermana, pero era como había sido cuando nos conocimos por primera vez. Solía hablarme con ese tono de molestia apenas contenida, cada palabra desprendiendo ese fino velo de tolerancia.

La grieta en mi pecho se profundizó. Por centésima vez desde que los Luxen llegaron, pensé de nuevo en la advertencia del Sargento Dasher. ¿De qué lado se pondrían Daemon y su familia? Un estremecimiento bajó por mi columna. Me rodeé el cuerpo con los brazos, incapaz de procesar de verdad lo que había pasado.“¿Y tú?” preguntó el hombre. Cuando nadie respondió, lo intentó de nuevo “¿Katy?”

Me vi obligada a mirarlo, aunque quería encogerme ante su mirada “¿Qué?” me importaba poco que mi voz se rompiera en esa única palabra.

El hombre sonrió mientras rodeaba la mesa. Mi mirada titlaba sobre Daemon mientras se estiraba, llamando la atención de la guapa pelirroja. “¿Esperabas un recibimiento más personal?” preguntó “¿Tal vez algo más íntimo?”

No tenía ni idea qué responder. Sentía como si hubiera caído en la madriguera de un conejo y todas las alarmas sonaban a un lado y a otro. Algo primitivo dentro de mí reconoció que estaba rodeada de depredadores.

Completamente.
 2º ADELANTO

“No sé lo que…pensar” Sentía la horrible quemazón de las lágrimas subiendo por mi garganta.

“Esto debe de ser  abrumador para ti, imagino. El mundo entero tal y como lo conoces está al borde de un gran cambio y tú estás aquí, y ni siquiera sabes mi nombre” El hombre sonrió tan ampliamente, que me pregunté si le hacía daño “Puedes llamarme Rolland”

Entonces extendió una mano. Mi mirada bajó hasta ella, pero no hice intento alguno de tomarla. Rolland se carcajeó mientras se daba la vuelta y volvía a la mesa.

“Entonces, ¿eres una híbrida? ¿Mutada y unida a él a tan intenso nivel que si uno de vosotros muere, lo hace el otro?”

Su pregunta me tomó por sorpresa, pero permanecí en silencio.

Él se sentó en el borde de la mesa. “Eres el primer híbrido que he visto”

“Ella no tiene nada de especial” Se burló la pelirroja. “Francamente, está sucia, como un animal sin lavar.”

Tan estúpido como era, mis mejillas se encendieron, porque estaba sucia, y Daemon me había apartado físicamente de él. Mi orgullo – mi todo – estaba oficialmente herido.

Rolland se carcajeó “Ha tenido un día duro, Sadi”

A la mención de su nombre, cada músculo de mi cuerpo se tensó, y mi mirada voló de vuelta a ella. ¿Esa era Sadi? ¿La que Dee había dicho que estaba intentando acosar a Daemon – mi Daemon? La ira me golpeó a través de la confusión y el dolor. Por supuesto tenía que ser una maldita modelo andante y hablante, y no una bruja.

“Día duro o no, no puedo creer que se limpie bien” Sadi miró a Daemon mientras ponía una mano en su pecho “Estoy algo decepcionada”

“¿Lo estás?” Replicó Daemon. Cada cabello de mi cuerpo se erizó mientras mis brazos se descruzaban. “Sí” ronroneó ella “Creo que puedes hacerlo mejor. Mucho mejor” Mientras hablaba, iba bajando sus dedos pintados de rojo por el centro de su pecho, sobre su abdomen, dirigiéndose directamente al botón de sus vaqueros.

Ah, no, demonios no “Quítale tus manos de encima” La cabeza de Sadi se levantó en mi dirección “¿Perdona?” “Creo que no he tartamudeado” Di un paso adelante “Pero parece como si necesitases que te lo repitiese. Quítale tus malditas manos de encima” En el fondo de mi cabeza, me di cuenta de que Sadi no se movía o hablaba como los otros Luxen. Sus gestos eran demasiado humanos, pero entonces el pensamiento desapareció cuando Daemon se estiró hacia abajo y apartó su mano.

“Para” murmuró, su voz grave de ese modo provocador tan propio de él.

Vi rojo.

Los cuadros de la pared empezaron a temblar y los papeles de la mesa a alzarse. La energía estática corría por mi piel. Estaba a punto de convertirme en Beth en ese mismo lugar, a pocos segundos de flotar hasta el techo y arrancar cada pedazo de rojo –

“Y tú, detente” Dijo Daemon, pero el tinte provocador no estaba en sus palabras. Había una advertencia en ellas que arrancó el viento que hinchaba mis velas enfurecidas.

Los cuadros se detuvieron mientras yo le miraba boquiabierta. Que me hubiera abofeteado habría sido mucho mejor.
¿Cómo os habéis quedado?
Yo estoy sufriendo muuuucho dolor.
O.O


 Saludos, Luxens!

7 comentarios :

  1. Deamon que estas haciendo? y quien es esa jodida pelirroja ya la odio
    Pobre Katy :(

    ResponderEliminar
  2. Siento dolor, impotencia y miedo de que los maten :(

    ResponderEliminar
  3. boyyyyyyyyy a llorar, DEMONIOS, nos quiere matar Jennifer

    ResponderEliminar
  4. Voy a morir, solo espero que Jennifer no nos haga sufrir con el final :'(

    ResponderEliminar
  5. daemon que haces ???, esta espera me va a matar¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Se me acaba de romper el corazón. No puedo pensar en nada más. Me duele ver a Daemon actuando así.

    ResponderEliminar